Un porcentaje importante de las investigaciones actualmente es responsabilidad de autores que usan el inglés como su segunda lengua, pero que se ven en la necesidad de publicar en revistas prestigiosas que solo aceptan artículos en inglés. Estos autores muchas veces se sienten en desventaja por su bajo dominio del idioma y experimentan un estrés considerable al preparar sus manuscritos para el envío a revistas internacionales. Por lo tanto, muchos buscan soporte profesional para editar el inglés de sus textos antes de remitirlos a las revistas.

Para analizar si el trabajo de edición efectivamente ofrece beneficios tangibles para estos autores, la compañía de comunicaciones Editage comparó la tasa de aceptación de los manuscritos que pasaron por edición del inglés con la tasa de aceptación general de los manuscritos enviados a un editor global.

Según el informe, el 76% de los encuestados considera que es mucho más difícil preparar un artículo para ser publicado en inglés. Sin embargo, los resultados indican que la edición mejora las posibilidades de aceptación del manuscrito en 24%, lo que muestra la importancia de una buena legibilidad de los manuscritos de investigación, además de aumentar en 18% las posibilidades de ser publicado dentro del primer año.

Además de las dificultades tradicionales para que los artículos sean publicados en revistas académicas, los autores que no tienen al inglés como lengua nativa enfrentan problemas adicionales que perjudican sus posibilidades, como los errores causados por diferencias culturales en estilos de escritura y términos especializados, o por malas traducciones de la gramática de su idioma a la propia del inglés.

El informe completo con todos los datos puede descargarse en el sitio web de Editage.

Esta entrada fue escrita a partir de una traducción del artículo Pre-submission language editing can improve acceptance rates de la Society for Scholarly Publishing.

Suscripción al boletín de Tipográfica

Deja un comentario