El 4 de septiembre de 2018, un grupo de agencias nacionales que financian investigaciones científicas en doce países europeos, con el apoyo de la Comisión Europea y el Consejo Europeo de Investigación (ERC), anunció el lanzamiento de cOAlition S, una iniciativa que busca impulsar el acceso abierto completo e inmediato en la divulgación del conocimiento científico, en rebelión al modelo de suscripciones cerradas y pagadas que impera hoy.

Este grupo dio a conocer su propuesta a través del llamado Plan S (del inglés shock), que establece lo que consideran como principios fundamentales para futuras publicaciones en acceso abierto. Además, invita a los editores a desarrollar modelos de publicación que cumplan con estos principios, ya que si bien el plan no aboga por ningún modelo de negocio de acceso abierto en particular, sí acusa que algunos de los modelos actuales no son compatibles, en especial los que generan barreras de pago para la publicación.

Como señalan en su sitio web, cOAlition S declara el compromiso de implementar las medidas necesarias para cumplir con su principio fundamental:

A partir de 2021, todos los artículos científicos redactados a partir de resultados de investigaciones financiadas con subvenciones públicas o privadas proporcionadas por consejos de investigación u organismos de financiación nacionales, regionales e internacionales, deben ser publicadas en revistas o plataformas de acceso abierto, o estar disponibles de inmediato en repositorios de acceso abierto.

«What is cOALition S?», coalition-s.org.

¿Qué busca conseguir?

Para cOAlition S, la universalidad es un principio fundamental de la ciencia, ya que solo los resultados que pueden discutirse, cuestionarse y, cuando corresponda, probarse y reproducirse por otros, califican como científicos. Por lo tanto, como institución de crítica organizada, la ciencia solo puede funcionar correctamente si los resultados de la investigación se ponen a disposición de la comunidad de manera abierta para que puedan someterse a la prueba y al escrutinio de sus pares. Además, las nuevas investigaciones se basan en los resultados establecidos de trabajos anteriores. Esta cadena solo puede funcionar de manera óptima si todos los resultados se ponen a disposición de la comunidad científica.

Por lo anterior, el grupo reconoce que los investigadores deben tener la máxima libertad para elegir el lugar adecuado para publicar sus resultados y que en algunos lugares esta libertad puede estar cubierta por una protección legal o constitucional. Sin embargo, insisten en que los investigadores deben entender que están haciendo un daño a la institución de la ciencia si continúan informando sus resultados en publicaciones que estarán bloqueadas tras barreras de pago.

A su vez, cOAlition S entiende que los investigadores pueden verse obligados a hacer esto por un sistema de recompensas mal dirigido que pone énfasis en los indicadores incorrectos —por ejemplo, el factor de impacto de la revista—. En consecuencia, los miembros de este grupo se han comprometido a revisar fundamentalmente el sistema de incentivos y recompensas de la ciencia, utilizando la Declaración de San Francisco sobre Evaluación de la Investigación(DORA) como punto de partida. Desde su perspectiva, no tiene senido mantener ningún tipo de modelo de negocio basado en suscripción para la publicación científica en el mundo digital, donde la difusión de acceso abierto está maximizando el impacto, la visibilidad y la eficiencia de todo el proceso de investigación. Por lo tanto, los editores deben proporcionar servicios que ayuden a los científicos a revisar, editar, difundir e interconectar su trabajo, y pueden cobrar un valor razonable por estos servicios de manera transparente. Estos estándares mínimos para los servicios que se esperan de los editores fueron establecidos en los Principios de Science Europe 2015 sobre servicios de publicación de acceso abierto.

Por último, este grupo se dedicará a apoyar iniciativas que establezcan criterios de calidad sólidos para la publicación de acceso abierto, como el Directorio de Revistas de Acceso Abierto (DOAJ) y el Directorio de Libros de Acceso Abierto (DOAB), y denunciar malas prácticas como la aparición de revistas depredadoras.

Los principios del Plan S

Los miembros de cOAlition S han acordado implementar diez principios del Plan S de manera coordinada, en conjunto con la Comisión Europea y el ERC:

  1. Los autores o sus instituciones deben conservar los derechos de autor de sus publicaciones. Todas las obras deben publicarse bajo una licencia abierta, preferiblemente la licencia Creative Commons Attribution (CC-BY), para cumplir con los requisitos definidos en la Declaración de Berlín.
  2. Los financiadores deben desarrollar criterios y requisitos sólidos para los servicios que deben proporcionar las revistas, plataformas y repositorios de acceso abierto de alta calidad.
  3. En los casos en que aún no existan revistas o plataformas de acceso abierto de alta calidad en un área, los financiadores, de manera coordinada, deberán proporcionar incentivos para establecerlos y respaldarlos cuando sea apropiado; también se prestará apoyo a las infraestructuras de acceso abierto cuando sea necesario.
  4. Cuando se requiera, las tarifas de publicación de acceso abierto deben ser cubiertas por los financiadores o las instituciones de investigación, no por investigadores individuales; se reconoce que todos los investigadores deberían poder publicar su trabajo con acceso abierto.
  5. Los financiadores apoyan la diversidad de modelos de negocios para revistas y plataformas de acceso abierto. Cuando se apliquen las tarifas de publicación de acceso abierto, deben ser acordes con los servicios de publicación entregados y la estructura de dichas tarifas debe ser transparente para informar al mercado y a los financiadores la posible estandarización y el límite de los pagos de las tarifas.
  6. Los financiadores animan a los gobiernos, universidades, organizaciones de investigación, bibliotecas, academias y sociedades científicas a alinear sus estrategias, políticas y prácticas, especialmente para garantizar la transparencia.
  7. Los principios anteriores se aplicarán a todos los tipos de publicaciones académicas, pero se entiende que la línea de tiempo para lograr el acceso abierto para las monografías y los capítulos de libros será más larga y requiere un proceso separado.
  8. Los financiadores no apoyan el modelo «híbrido» de publicación. Sin embargo, como vía transitoria hacia el acceso abierto total dentro de un marco de tiempo claramente definido, y solo como parte de los acuerdos de transformación, los financiadores pueden contribuir a apoyar financieramente estos acuerdos.
  9. Los financiadores supervisarán el cumplimiento y sancionarán a los beneficiarios que no cumplan con los requisitos.
  10. Los financiadores se comprometen a que, al evaluar los resultados de la investigación durante las decisiones de financiamiento, valorarán el mérito intrínseco del trabajo y no considerarán el canal de publicación, su factor de impacto u otras métricas de la revista o el editor.

A pesar de que el Plan S es considerada una propuesta valiosa por el mundo académico y científico, ha recibido críticas de parte de sectores que la consideran demasiado regulatoria e indicativa, con pocas acciones concretas para solucionar los problemas que aquejan el ecosistema científico actual. Una de las principales alternativas y críticas al modelo de cOAlition S ha sido el de AmeliCA, propuesta de acción surgida desde América Latina, y que discutiremos en un próximo artículo.

Suscripción al boletín de Tipográfica

Deja un comentario