Dada la amplia oferta actual de índices de revistas para todo tipo de categorías, es de esperar que exista confusión sobre a qué índice se puede aspirar y cómo afectarán la posición y visibilidad de la revista, en especial cuando se trata de índices nuevos de moda, a los que cada vez más revistas entran, como es el caso del Emerging Sources Citation Index (ESCI).

En este escenario, cabe entonces preguntarse qué es este índice y qué implicancias podría tener acceder a él, información que en Tipográfica queremos que los editores tengan a mano para aclarar sus dudas y ayudarlos a tomar mejores decisiones.

¿Cómo se ingresa a ESCI?

En 2015, este índice de citas de recursos emergentes apareció bajo el alero de Web of Science (WoS) de Clarivate, y a la fecha ya tiene cerca de 6.300 revistas indexadas. La meta de su creación es reunir las revistas que se encuentran en proceso de evaluación para ingresar a uno de los índices tradicionales de WoS —ya sea el Science Citation Index (SCI), el Social Science Citation Index (SSCI) o el Arts and Humanities Citation Index (AHCI)— con revistas que, a pesar de tener una alta calidad en su disciplina, pertenecen a un área de conocimiento muy restringida para obtener un factor de impacto que les permita acceder a índices con más requerimientos.

El proceso de selección para que una revista sea indexada en ESCI comienza desde que postula a alguno de los índices principales de WoS. En ese instante, se activa un proceso de evaluación que incluye verificar si cumple con requerimientos técnicos como la periodicidad, sigue los criterios de revisión por pares, adhiere a prácticas éticas de publicación, tiene su información bibliográfica en inglés (aunque a ciertas áreas de las humanidades no se les exige que los artículos estén en ese idioma), o si es recomendada o solicitada por una audiencia académica de usuarios de Web of Science. Además, solo se aceptan revistas que tengan una versión en formatos electrónicos (XML o PDF) compatibles con WoS, por lo que las revistas publicadas solo en papel quedan automáticamente fuera.

Pasadas estas barreras, y mientras se evalúa su entrada a alguno de los índices principales con una revisión editorial más profunda, se incluye directamente en ESCI, donde puede permanecer en caso de no acceder a los otros índices, aunque bajo criterio y confirmación de WoS. Cada año el proceso de aplicación puede repetirse, en caso de que la revista haya dado muestra de mejoría en los puntos señalados.

¿Qué efectos tiene?

Las revistas indexadas en ESCI no tienen un factor de impacto, pero todas sus citas se incluyen en el Journal Citation Reports, por lo que sí afecta el factor de impacto de otras revistas y se incluyen en el cálculo del índice h de los autores. Además, según declaran en el proceso de selección, la actividad de citaciones en ESCI servirá como parámetro al momento de decidir si la revista pasará a los otros índices de WoS en el futuro.

Este índice es una herramienta propia del proceso de legitimación de revistas dentro de WoS: una revista aceptada en alguno de los índices principales no podrá formar parte de ESCI y viceversa, ya que lo que se busca con este nuevo índice es precisamente que permita a las revistas mejorar su perfil de citación antes de ser evaluadas, gracias a la mayor visibilidad y la entrega de una marca de calidad que puede ser muy atractiva para autores de la disciplina. Aunque tiene una corta historia, ya existen estudios que concluyen que ESCI sí ayuda a que sus revistas tengan más actividad y presencia, aunque el impacto sea mucho menor en publicaciones fuera del mundo angloparlante.

Por nuestra parte, en Tipográfica trabajamos actualmente con dos revistas que se encuentran indexadas en ESCI, la Revista Chilena de Derecho y Tecnología y la Revista Pedagogía Universitaria y Didáctica del Derecho, ambas de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, las que en los últimos años han tenido un importante crecimiento en visitas e interés de parte de autores.

Deja un comentario