Manual de estilo Tipográfica para artículos científicos

1.Introducción

1.1 Propósito. Este es un manual dirigido a los editores responsables de publicaciones científicas que trabajan con Tipográfica con el objetivo de compartir decisiones de estilo en el tratamiento de manuscritos. 1.2 Orientación. Este manual está orientado a publicaciones en los ámbitos de las humanidades y las ciencias sociales. Especialmente en sus consideraciones sobre citas y referencias, este manual tiene cierta afinidad con The Chicago Manual Style y con su adaptación a nuestra lengua: el Manual de estilo Chicago-Deusto.

2.Estructura del texto

2.1 Numeración de los subtítulos. En un libro o en un artículo académico, la numeración de los subtítulos (1.1, 1.2, etcétera) tiene sentido si el autor usa esa numeración para remisiones internas (del tipo «tal como sostuve en el punto 1.3…») y si éstas son reiteradas. Por lo general, los autores han usado la numeración para darle un orden al texto y, en ese caso, la sugerencia es eliminarla. El orden del texto estará dado por los estilos de los subtítulos.

3.Política de nombres

3.1 Respeto por el nombre. Se respeta el nombre usado por el autor o, en su defecto, se transcribe el nombre tal y como figura en la fuente. De cualquier modo, se debe evitar el uso de iniciales.

3.2 Cargos y grados asociados al nombre. El tratamiento de autores en el cuerpo del texto y en el campo de nombre y filiación debe evitar el uso de grados, títulos o cargos académicos. En el caso de los artículos académicos, por lo general incluyen alguna nota o sección sobre el autor: grados, títulos o cargos académicos deben figurar ahí.

4.Cuestiones ortotipográficas generales

4.1 Llamadas al pie. Van siempre después de la puntuación. Se debe evitar hacer dos llamadas al pie consecutivas.

4.2. Elipsis. La elipsis se marcan con tres puntos suspensivos encerrados en corchetes: […]

4.3 Cursivas. El uso de las cursivas debe limitarse a las expresiones de idioma extranjero (lo que no aplica para citas ni para nombres de instituciones extranjeras). Excepcionalmente, se pueden utilizar cursivas para dar énfasis a alguna palabra o frase.

4.4 Títulos en inglés. Seguimos la regla de títulos en español, esto es, en cursivas y con iniciales minúsculas en todas las palabras.

4.5 Abreviaturas latinas. Por regla general, se deben evitar las abreviaturas latinas en el tratamiento de citas y referencias, como et al., v. gr., ídem, íbid. y op. cit.

5.Citas y comillas

5.1 Citas. Las citas breves deben incluirse dentro del texto y «entre comillas», indicando la fuente o referencia entre paréntesis. Las citas extensas, de cuatro o más líneas, deben separarse en párrafo aparte y no llevan comillas.

5.2 Comillas. Por regla general, se prefieren las comillas latinas («…») por sobre las inglesas (“…”). En el caso de una frase entrecomillada dentro de otra frase entrecomillas, se pueden usar las comillas inglesas para la frase interior.

6.Recursos de internet

6.1 Forma y enlace. Los correos electrónicos y las URL no se marcan con los signos de lambda (< >), como es usar verlo en algunas publicaciones, pero si deben llevar a un hipervínculo verificado.

6.2 Acortador de URL. Para direcciones largas es recomendable usar un acortador de URL como Bitly.

7.Elementos gráficos

7.1 Numeración correlativa. Todos los elementos gráficos deben estar numerados correlativamente según su tipo (imagen 1, imagen 2… tabla 1, tabla 2) y contener un título o leyenda.

7.2 Remisión interna de elementos gráficos. Todos los elementos gráficos deben tener al menos una remisión interna en el texto (por ejemplo, «véase tabla 1»).

8.Anglicismos

8.1 Anglicismos incorporados a la lengua. Consideramos que hay una serie de anglicismos que son de difícil o imposible reemplazo en castellano, y que el uso ya los ha incorporado a nuestra lengua y deben escribirse en redondas. La mayoría de estos casos provienen del mundo de la tecnología. Son los siguientes: bitcoin, chat, copyright, hacker, hardware, ranking, software, wifi, web.

8.1 Anglicismos que tienen reemplazo. En otros casos, es preferible la forma en nuestro idioma: «correo electrónico» es mejor que «email».

9.Listado de referencias

9.1 Forma general. La forma general de una una referencia tiene cuatro campos consecutivos: autor, año, título, datos de la publicación. Con el objetivo de facilitar la búsqueda en un listado de referencias, preferimos que el año vaya entre paréntesis inmediatamente después del nombre del autor (lo que constituye una diferencia con el Manual de estilo Chicago-Deusto). El título del recurso siempre es un campo entre puntos. Los datos de publicación pueden indicar la fuente del recurso (la revista donde está publicado el artículo, por ejemplo), la editorial y la ciudad de edición (en el caso de un libro) y los enlaces respectivos si el recurso tiene disponible una versión en línea.

9.2 Orden de las entradas. Las entradas de un listado de referencias deben ordenarse alfabéticamente. En el caso de recursos de un mismo autor, el orden es por fecha de publicación. En el caso de que coincidan el nombre del autor y la fecha de publicación, los recursos se ordenan alfabéticamente agregando una letra minúscula al año: 2011a, 2011b, 2011c, etcétera.

9.3 Raya de sustitución. En el caso de que en dos o más entradas se repita el autor o los autores, es recomendable usar una raya de sustitución seguida de punto (—.) a partir de la primera repetición.

9.4 URL del recurso. Si el recurso tiene una versión disponible en internet —independiente de que el investigador haya consultado una versión impresa—, debe figurar siempre la URL.

9.5 Fecha de consulta de un recurso en línea. Es usual ver que los investigadores colocan la fecha en que han consultado un recurso en línea. Esto no es necesario. La publicación de un artículo supone la verificación y disponibilidad de todos los recursos en línea. Un recurso incluido por un investigador en su artículo y que no está disponible en línea en el momento de la publicación, no puede ser una referencia.

9.6 DOI del recurso. Cuando el recurso tenga asignado un DOI, éste puede reemplazar a la URL, pero siempre debe estar hipervinculado.

9.7. Abreviaturas en los nombres de revistas científicas. Los nombres abreviados de revistas científicas deben soltarse.

9.8 Coherencia del listado de referencias. Todas los recursos incluidos en el listado de referencias de un artículo científico deben tener alguna remisión en el cuerpo del artículo. Del mismo modo, todas las remisiones en el cuerpo del texto deben apuntar a una entrada en el listado de referencia.

9.9 Toponimia. Cuando existan, se deben usar los topónimos en español en los nombres de ciudades (Nueva York, Londres, Berlín, París, etcétera). En el caso de la capital de nuestro país, se debe evitar la forma «Santiago de Chile». Basta con «Santiago».

9.10 Nombre de la editorial. Se aconseja evitar la expresión «editorial» cuando acompaña al nombre de la editorial; basta con su nombre.

10.Ejemplos de entradas en el listado de referencias

Libro de un autor o editor. En el listado de referencias el nombre del autor debe ir invertido, esto es, primero el o los apellidos seguido del nombre y separados por una coma. El paréntesis encierra el año de publicación.

Cremades, Javier (2007). Micropoder. La fuerza del ciudadano en la era digital. Madrid: Espasa.

Libro de dos o tres autores o editores. En este caso, sólo el primer nombre se invierte en el listado de referencias; el resto se debe mantener tal como aparece en la fuente.

Fabra Valls, Modesto y José Luis Blasco Díaz (2007). La administración electrónica en España: Experiencias y perspectivas de futuro. Valencia: Universitat Jaume I.

Libro de cuatro o más autores. Se deben incluir todos los autores en la entrada del listado de referencias. En el texto, sin embargo, la cita puede mencionar sólo el apellido del primer autor listado seguido de la expresión «y otros».

Barnes, Peter, Chris Dibona, Sam Ockman y Mark Stone (1999). Voices from the Open Source Revolution. Nueva York: O’Reilly Media.

Tomo de una obra. El tomo de una obra va luego del título, idealmente en número arábigo y sin abreviaturas.

Arce, Miguel y Julio Báez (2013). Código Penal, comentado y anotado. Tomo 3. Buenos Aires: Cathedra.

Mención al número de edición.

Blanco Cordero, Isidoro (2015). El delito de blanqueo de capitales. 4.ª ed. Pamplona: Thomson Reuters Aranzadi.

Mención al traductor.

Kaufmann, Armin (2006). Dogmática de los delitos de omisión. Trad. desde la 2.ª edición alemana por Joaquín Cuello Contreras y José Luis Serrano González. Madrid: Marcial Pons.

Capítulo o parte de un libro.

Gómez Puntes, Marcos (2007). «La administración electrónica». En Martín Rebolledo (compilador), La autorización administrativa, la administración electrónica y la enseñanza del derecho administrativo hoy (pp. 11-56). Pamplona: Aranzadi.

Artículo en una revista impresa. En el texto, coloca el número de la página consultada. En el listado de referencias, coloca en rango de páginas en que aparece el artículo en la revista.

Zúñiga, Francisco (2001). «Apostillas: Ley y reglamento en la Jurisprudencia del Tribunal Constitucional (de la germanización al practicismo)». Revista Ius et Praxis, 7 (2): 209-257.

Artículo en una revista en línea con URL.

Cerda, Alberto (2003). «Intimidad de los trabajadores y tratamiento de datos personales por los empleadores». Revista Chilena de Derecho Informático, 2: 35-59. Disponible en http://bit.ly/2sHqKMc.

Artículo en una revista en línea con DOI.

Bello Lagos, Nicolás (2014). «La apropiación de obras en el dominiopúblico a través de su digitalización». Revista Chilena de Derecho y Tecnología, 3 (2): 11-65. DOI: 10.5354/0719-2584.2014.31656.