Actualmente, existen múltiples plataformas que se proponen poner en práctica los postulados del movimiento de acceso abierto, las que han sido capaces de derrumbar los prejuicios que se le atribuyen a la información científica disponible de forma abierta, y han dado pie a que nuevas metodologías y paradigmas se instalen en el debate por la democratización del conocimiento.

Wellcome Open Research es una plataforma de intercambio científico nacida en 2016 bajo el alero de Wellcome, una agencia británica de financiamiento que decidió incursionar en un nuevo modelo de publicación que se concentra en todos aspectos de la investigación abierta. Se implementó en base al software F1000 para garantizar el acceso abierto a los usuarios, pero también para incidir en las dinámicas de los investigadores y sus pares promoviendo el aprendizaje mutuo, colaborativo y constructivo. Si bien muchos relacionan a Wellcome Open Research directamente con el movimiento de acceso abierto, esta plataforma comulga más de cerca con los postulados del movimiento de ciencia abierta, que aboga porque los resultados y los procedimientos científicos sean siempre accesibles y reutilizables.

Existen algunos valores añadidos que vale la pena mencionar a la hora de hablar de esta plataforma, los que ayudan a cumplir uno de sus propósitos centrales: acelerar y hacer efectivo el impacto de las investigaciones en la sociedad por medio de prácticas investigativas que basen su funcionamiento en la colaboración y en la apertura.

Reutilización de datos

Quizás la riqueza más significativa que se le puede atribuir a Wellcome Open Research es su capacidad de servir al contexto actual, ya que no solo tiene como objetivo que los lectores tengan acceso inmediato, irrestricto y gratuito a información en formato digital alojada en publicaciones científicas, sino también impulsar el aprendizaje mutuo, multilateral, inclusivo y constructivo de los investigadores y lectores.

A través de la política de datos abiertos obligatoria de la plataforma y las declaraciones de disponibilidad de datos que incluye cada uno de sus artículos, Wellcome Open Research viene a materializar lo que, para gran parte de la comunidad, fue durante mucho tiempo una utopía: permitirles usar, reusar, construir y reinventar a partir de las publicaciones alojadas en las plataformas de difusión de conocimiento.

En el caso de que por razones legales o éticas algunos datos no puedan compartirse de manera abierta, las mismas declaraciones de disponibilidad de los artículos mencionadas deben dar cuenta de los pasos a seguir para la obtención del acceso.

Revisiones constructivas

A diferencia de otras plataformas, Wellcome Open Research basa su funcionamiento en una revisión por pares no convencional. Esto significa que los revisores no operan como verdugos a la hora de aceptar o rechazar las propuestas de manera previa a su publicación, sino que lo hacen al final del proceso. De esta forma, los revisores no son jueces que discriminan si un trabajo es digno de aparecer en una revista, sino que operan como guías que promueven la mejora y el enriquecimiento constante de los manuscritos. Por otra parte, este proceso de revisión tiene la característica central de ser abierto, y siempre tiene lugar después de la publicación de los manuscritos.

Como consecuencia, este cambio en el modelo evaluativo de las publicaciones no solo ha generado una sensación general de transparencia en el proceso, sino también de que las revisiones pueden ser construidas desde la colectividad. Además, ha propiciado interesantes diálogos entre autores y revisores a partir de una comunicación directa y no arbitraria.

Valoración de los contenidos

Otro de los cambios que ha instalado este tipo de plataformas es el realce de la valoración de lo que se publica en desmedro de dónde se publica, lo que, en cierta medida, ha derribado viejos paradigmas mantenidos durante décadas en el universo de la difusión científica. Si bien aún buena parte de la industria editorial se resiste a este cambio de valoración y, por supuesto, a la innovación en los métodos de evaluación de los escritos, plataformas como Wellcome Open Research demuestran que el paradigma está cambiando, ya que la misma comunidad de investigadores avala un modelo diferente, uno en el que los modos de evaluación apunten hacia lo racional, integral y colaborativo.

Contra las malas prácticas

Iniciativas como Wellcome Open Research se plantean como alternativas al sistema que la investigación científica heredó por años, además de formar parte de una serie de iniciativas que se han propuesto luchar contra la proliferación de revistas que operan según malas prácticas, como las que cobran importantes sumas a los autores para publicar, a pesar de no contar con revisores o procesos de selección y mejoramiento de los artículos.

Por último, el éxito de este tipo de iniciativas también viene a derribar el prejuicio de la baja calidad asociada a las publicaciones en acceso abierto. No por nada especialistas en esta materia señalan que este podría ser «el inicio de un nuevo viaje», un precedente para el futuro.

Suscripción al boletín de Tipográfica

Deja un comentario